El replanteamiento de la masculinidad como un constructor de nuevas sociedades con justica social para las mujeres, donde existirá la igualdad entre mujeres y hombres.